Grupo CRISOL

  • Hostelería profesional a un solo

www.tiendacrisol.com

Tu compra directa
 en nuestra tienda online
Presupuestos: vacío
Usted está en Sugerencias

|

Curiosidades

Historia de la Porcelana

★★★★★ 0 votos
 0 opiniones
Categoría: Porcelana
Incorporado el: 24/06/2010
Compartir en  FaceBook Twitter
Fotografías:

La porcelana es el más duro de todos los productos cerámicos, esto supone muchas aplicaciones para la ciencia, pero sin embargo es principalmente conocida como el mejor material para adornos decorativos y es el tipo de material más probable que encontraríamos en el mercado a la hora de buscar una vajilla fina ya que su textura, resistencia y delicadeza le confieren una situación de privilegio entre las cosas fabricadas por el hombre.

Su nombre procede de una confusión que se produjo a raíz de que Marco Polo comentaba, en su famoso Libro de las Maravillas, la belleza de la cerámica china y al mismo tiempo explicaba que los chinos sacaban muchas conchas de un molusco llamado cauri o porcellana en italiano.

Las primeras evidencias de su fabricación datan de la dinastía Han (206 a.C. -200 d.C.). Un viajero árabe llamado Suleiman hace la primera descripción de la porcelana en el año 851 d.C., en plena dinastía Tang. Cuando se inició si elaboración, los secretos de su producción se mantenían herméticamente guardados por lo que se llegó a conocer como el “oro blanco”.
La porcelana china es del tipo conocido como porcelana dura, también conocida como porcelana auténtica. Su descubrimiento se originó al intentar  reproducir una arcilla que imitara al jade. Este tipo de porcelana es altamente resistente a la temperatura. Se distingue por su dureza, por su fácil limpieza y su color blanco crudo y resplandeciente. Su característica negativa con respecto a otras porcelanas es que debido a su naturaleza vidriosa se puede astillar más.

La porcelana llegó a Europa en plena Edad Media a través de los mercaderes. Su rápida aceptación hace que su comercio sea visto como una manera rápida de enriquecerse por lo que no es raro que los diferentes países europeos trataron fracaso tras fracaso y de manera enfermiza  de copiar la fórmula y técnicas de fabricación hasta que en 1575 a través de los alfareros de Florencia que trabajaban bajo el mecenazgo de Francisco de Médicis se consiguió el primer experimento parecido a la porcelana china: la porcelana blanda o falsa porcelana.

La porcelana blanda contiene muy pocas cantidades de caolín. No resiste temperaturas tan altas como la porcelana dura. No vitrifica de manera completa después de la cocción haciendo que la porcelana sea aún porosa. Puede ser rayada por el acero y las sustancias impregnables la penetran siendo más difícil de limpiar. Su color no es el blanco resplandeciente que tiene la dura, sino que es un tono parecido al marfil.

El descubrimiento de la fórmula de la porcelana auténtica o dura no se produjo en Europa hasta 1709 a través del químico y alquimista alemán Johann Fiedrich Böttger casi de forma accidental y retenido por el rey Augusto de Sajonia obligado a “fabricarle” oro.

En 1808, el artista inglés Josiah Spode descubrió la posibilidad de mezclar la porcelana con cenizas de huesos de animales. Así nació la porcelana Bone Chine, una porcelana fosfática, de tipo cerámico. Está dentro de la clasificación de porcelana blanda con la característica especial de que contiene cenizas de huesos de animales. Sin duda una de las más conocidas de las producidas en Inglaterra.

  • Añadir opinión/valoración
Nombre
Valorar
Opinión